Pavo sorpresa

Pavo sorpresa

A primera vista parece una simple pechuga de pavo con queso, pero cuando lo pruebas descubres un sabor delicioso. ¿Qué llevará el pavo sorpresa?

Pechuga de pavo con champiñones

Dificultad: Muy fácil

Tiempo de preparación: 10 min. preparación aprox.

Número de personas: 2

Características: Invitados

Ingredientes:

  • 2 filetes de pechuga de pavo (100 gr.)
  • 3 champiñones
  • 1/2 cebolleta mediana
  • 2 lonchas de queso light
  • 2 cdtas. de mayonesa light
  • 2 cdtas. de aceite de oliva
  • Orégano
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración:

A los filetes de pavo se les quita la grasa, se disponen en una sartén con el aceite a fuego bajo y salpimentar.

Se lava y se trocea la cebolleta en tiras.

Se lavan los champiñones y se corta en láminas.

Cuando los filetes estén un poco hechos, se les añade la cebolleta y el champiñón para que tomen sabor.

Una vez que el pavo esté casi listo, se baja el fuego y se le incluyen los siguientes ingredientes en este orden de abajo a arriba: mayonesa, champiñones, cebolleta y queso. Se deja en la sartén un poco de más tiempo hasta que se funda el queso.

Se sirve en un plato y se espolvorea con orégano.

¡A comerrrrr!

pechuga de pavo con champinones

Idea: Esta receta se puede hacer también con otros tipos de carnes como, por ejemplo, la ternera o el pollo.

>><< ¿Quieres aprender más? Visita mi canal recetas de cocina



0 thoughts on “Pavo sorpresa”

  • Mmmm me encanta este pavo sorpresa!!! Sabes que me estoy aficionando a tu cocina?? Ya he hecho un monton de recetas, a ver si me animo para hacerlas para el blog (las fotos,etc) porque me encantan! Y encima son sanisimas!! Me estoy planteando hacer la dieta de los pp, pero no sé que hacer, no sé si simplemente ir haciendo recetas asi, o que… ni idea. Aaais.. que dilema! Un besito guapa, me llevo este pavo!

    • Hola wapísima! Me has puesto una sonrisa de oreja a oreja con tu comentario 🙂 No sabes cuánto me alegra saber que ya has realizado varias recetas de aquí!. La verdad que te animo a que te acerques a la reunión más cercana que tengas por lo menos una vez, porque además de probar así las reuniones, la primera vez que vas te indican los puntos que tienes para gastar y una guía muy completa de los puntos de los alimentos. Tras esto ya puedes decidir si seguir yendo a las reuniones (que la verdad te animan un montón tanto la monitora como las compis),o bien, continuar con tu voluntad de contar puntos jajaja porque no es voluntad de comer menos, ni pasas hambre, ni estás todos el día comiendo lechuga y pollo a la plancha. Weno…ya me contarás que decidiste al final y cualquier cosa que te haga falta aquí estamos 😉 Un besazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.